COMPETENCIA EMOCIONAL EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Datos del estudiante

Universidad:
Universidad Nacional de Pilar

Facultad: Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales
Carrera: Trabajo Social
Tema:
Ciencias de la Educación

Descargar Imprimir

Estudiante

Vesta Alejandra Barrios

Resumen

RESUMEN

En la actualidad es necesaria una formación integral de los estudiantes de la educación superior, que abarque no sólo conocimientos académicos y habilidades socio-afectivas. Las competencias emocionales son el conjunto de conocimientos, capacidades, habilidades y actitudes necesarios para tomar conciencia, comprender, expresar y regular de forma apropiada los fenómenos emocionales cuya finalidad es aportar un valor añadido a las funciones profesionales y promover el bienestar personal y social. Este trabajo es una investigación bibliográfica  que tiene por objetivo, mostrar el marco conceptual de la competencia emocional a través de la revisión teórica de sus principales modelos y autores más representativos.

 

 

Palabras Claves: Competencia Emocional docente- alumno- emociones

 

Planteamiento del problema

 

Objetivos generales

 

Objetivos especificos

 

Conclusiones

Mediante el análisis de los conceptos de diferentes autores  es posible concluir  que el nivel de  desarrollo de la competencia emocional en los estudiantes de Educación Superior está condicionado a  las limitaciones en el proceso de formación profesional y personal, a pesar de que  se plantean  de forma transversal el desarrollo de estas capacidades, existen dificultades para desarrollarlas.

La competencia emocional debe ser parte de la docencia, estando inserto en la cotidianeidad. Es por ello que es imperativa la inclusión de la misma en los futuros docentes, considerando su grado de aplicabilidad en un corto tiempo, cuando éstos entren a competir en el mercado laboral y de esa manera estar preparados para enfrentar los nuevos desafíos de un sistema educativo inserto en los nuevos paradigmas.

 

            No obstante, la actualidad muestra una realidad que parece ser diferente, pues los futuros docentes parecen desconocer las implicancias de la competencia emocional, pues no llegan a internalizar como tal. Parece no prevalecer en ellos dimensiones como la conciencia emocional, la autonomía emocional, la regulación emocional, las competencias sociales y las competencias para la vida y el bienestar.

 

            De persistir en ellos tal situación, los estudiantes futuros docentes, no se encontrarán en igualdad de condiciones de competir con los egresados de otras instituciones educativas, sea cual fuera el nivel al que éstos pertenezcan, pues no habrán de desarrollar las competencias emocionales en el proceso de enseñanza- aprendizaje

 

Bibliografia

BÁSICA

  • Bisquerra, R. (2000). Educación emocional y bienestar. Barcelona: Praxis.
  • Bisquerra, R. y López, N. (2007). Las competencias emocionales. Educación XXI. Facultad de Educación, Universidad de Barcelona. España.
  • Bisquerra, R. (2009). Psicopedagogía de las emociones. Madrid, España.
  • Bisquerra, R. (2008). Educación para la ciudadanía. El enfoque de la educación emocional. Barcelona: Wolters Kluwer.
  • Bisquerra, R. (2008). Psicopedagogía de las emociones. Madrid: Síntesis.
  • Goleman, D. (1996). Inteligencia emocional. Barcelona: Kairós.
  • Hué García, C. (2007). Pensamiento emocional. Zaragoza: Mira Editores.
  • Hué García, C. (2008). Bienestar docente y pensamiento emocional. Madrid: Praxis.
  • Shapiro, L. E. (1998). La inteligencia emocional de los niños. Barcelona: Ediciones
  • Gismero, E. (2000) Escala de Competencias Emocionales y Habilidades Sociales En Estudiantes Adolescentes y Adultos. Ediciones TEA, Barcelona España
  • (http://www.todosobremediacion.com.ar/sitio/index.php/articulos/colaboraciones/148-la-competencia-emocional  Octubre 19 16:20hs)
  • http://enlaescuela.aprenderapensar.net/2010/05/13/una-novena-competencia-la-competencia-emocional/

 

Complementaria

  • Álvarez, M. (Coord.) et al. (2001). Diseño y evaluación de programas de educación emocional. Barcelona:Ciss-Praxis.
  • Álvarez, M., i Bisquerra, R. (1996). Manual de orientación y tutoría. Barcelona: Praxis.
  • Arnold, J. (2000). La dimensión afectiva en el aprendizaje de idiomas. Madrid: Cambridge University Press.
  • Bullington y Karison. (1984 www scribd. com 7061201(latorr)
  • Carpena, A. (2003): Educación socioemocional en la etapa de primaria. Barcelona. Octaedro.
  • Castro Nogueira, L  (2008), Castro Nogueira, Miguel Ángel y  Morales Navarro, Julián. Metodología de las Ciencias Sociales. Una Introducción Crítica.  Ed. Tecnos.Grupo Anaya. Madrid. España
  • Conangla, M. M. (2004). Crisis emocionales. Barcelona: Amat.
  • Conangla, M. M. (2004). La inteligencia emocional en situaciones límite Barcelona: Amat.
  • Conangla, M. M., y Soler, J. (2002). Ecología emocional. Barcelona: Amat.
  • Conangla, M. M., y Soler, J. (2002). Juntos pero no atados. La pareja emocionalmente ecológica. Barcelona: Amat.
  • Corbetta, P (2007). Metodología y Técnicas de Investigación Social. Ed. Mw Graw Hill. Madrid. España.
  • Csikszentmihalyi, M. (1997). Fluir (flow). Una psicología de la felicidad. Barcelona: Kairós.
  • Elias, M. J., Tobias, S. E., y Friedlander, B. S. (1999). Educar con inteligencia emocional. Barcelona: Plaza Janés.
  • Elias, M. J., Tobias, S. E., y Friedlander, B. S. (2001). Educar adolescentes con inteligencia emocional. Barcelona: Plaza Janés.
  • Fernandez Berrocal, P., i Ramos Díaz, N. (2002). Corazones inteligentes. Barcelona:
  • Kairós.
  • Elias, M. J., Tobias, S. E., y Friedlander, B. S. (1999). Educar con inteligencia emocional. Barcelona: Plaza Janés.
  • Elias, M. J., Tobias, S. E., y Friedlander, B. S. (2001). Educar adolescentes con inteligencia emocional. Barcelona: Plaza Janés.
  • Fernandez Berrocal, P., i Ramos Díaz, N. (2002). Corazones inteligentes. Barcelona: Kairós.
  • Gómez Bruguera, J. (2003). Educación emocional y lenguaje en la escuela.Barcelona: Octaedro-Rosa Sensat.
  • Güell, M., y Muñoz, J. (Coord.). (2003). Educación emocional. Programa para la educación secundaria postobligatoria. Barcelona: Praxis.
  • Hernández Sampieri, Roberto, Fernández Collado, Carlos y Baptista, Lucio. (2010)
  • Metodología de la Investigación. Quinta edición. Ed. Mc Graw Hill. México.
  • Ibarrola, B. (2003). Cuentos para sentir. Educar los sentimientos. Madrid: SM.
  • Ibarrolla, B., y otros (2003). Sentir y pensar. Madrid: SM.
  • López-Barajas, David, Francisco Ortega Álvarez y María del Rosario Moreno Romero De Ávila (2010), “Diferencias en la adquisición de competencias emocionales en función del género”, en Revista Electrónica de Investigación y Docencia (reid),vol. 3,

España, Universidad de Jaén/Universidad Federal de Santa Catarina, pp. 165-172,http://www.revistareid.net/revista/n3/REID3art9.pdf [consulta: octubre 2011].

  • López Cassá, E. (2003). Educación emocional. Programa para 3-6 años. Barcelona: Praxis.
  • Pascual Ferris, V., y Cuadrado Bonilla, M. (2001). Educación emocional. Programa de actividades para educación secundaria obligatoria. Barcelona: Praxis.
  • Redorta, J., Obiols, M., y Bisquerra, R. (2006). Emoción y conflicto. Aprenda a manejar las emociones. Barcelona: Paidós.
  • Renom, A. (2003). Educación emocional. Programa para la educación primaria. Barcelona: Praxis.
  • Ritzer, George. Teoría sociológica Moderna. Ed. Mc Graw Hill. Madrid. 2002
  • Salmurri, F. (2004). Libertad emocional. Estrategias para educar las emociones.Barcelona: Paidós.
  • Salmurri, F., y Blanxer, N. (2002). Programa para la educación emocional en la escuela.
  • Sastre, G.i Moreno, M. (2002). Resolución de conflictos y aprendizaje emocional. Barcelona: Gedisa.
  • Segura, M., y Arcas, M. (2003). Educar las emociones y los sentimientos. Introducción práctica al complejo mundo de los sentimientos. Madrid: Narcea.
  • Soler, J., y Conangla, M. M. (2003). El arte de transformar positivamente las emociones. La ecología emocional. Barcelona: Amat.
  • Schutz, A, (1993). La Construcción Significativa del Mundo Social. Ed. Paidós. Barcelona España.
  • Vallés Arándiga, M., A. (2000). La inteligencia emocional de los hijos. Cómo  desarrollarla. Madrid: EOS.

 

Tutores

Tribunales